Hacienda escruta la caja registradora